El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 
 
 
 
 
Música
 
Estereogramas
 
 
 
 
Música 1: He vuelto a vivir Almohada No me compares ALBA
 
 
Fíjese en Mi  (Ver Video)

De mil amores yo le pido que, no se enamore tan solo porque
he tapizado la luna con rosas pa' escribir su nombre.

No se enamore tan solo porque, con nubes rojas de un atardecer
un corazón con nuestras iniciales yo pinté en su cielo.

No tenga en cuenta el concierto aquél, que con la lluvia le entoné al caer
desde las nubes con sus melodías que rompían silencios.

No se enamore, no, no, no porque muchas estrellas le he bajado
y mil canciones yo le he inventado; no se enamore de los detalles,
fíjese en Mi. (Bis)

De mil amores yo le pido que, si se enamora que sea porque
usted ha logrado divisar mi alma muy emocionada;
si se enamora que sea porque, en cada cosa que hago para usted,
usted percibe todo el cariño con que se la he dado.

De mil amores yo le pido que, si se enamora que sea porque
Usted ha entendido que sólo le entrego lo que me ha pedido.

No se enamore, no,no, no porque muchas estrellas le he bajado...

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Relatos:
Suerte echada
 
Nuestro Reloj
Emilia y Engracia
 
 
 
 
 
Mirza Guliam
 
Reflexión
 
 
sp
pp

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

BESO CELESTE (ver escuchar PPSX)

 
 

Eran las cuatro de la madrugada
mundo iluminado y decidió quedarse a esperar el sol;
la suavidad de la luz al salir y volver,
a la noche iluminada.
Eran las cuatro, pero de la tarde,
y decidió quedarse a esperar la noche;
la suavidad de las sombras que tiñen de gris
a la tarde anaranjada.
Grises y azules y azules profundos,
ya llegan las sombras,
detras va la luz; detras de ella vendrá,
cuando el día ya se va,
la penumbra de otra noche bella.
Y vuelve el sol y el cielo azul,
la danza leve de las nubes;
y arriba de ellas miles de estrellas se están gozando la obscuridad.
Sólo la luna, que es muy curiosa, se queda a ver cómo es que es
que el día y la noche se den un beso y a su regreso besándose estén?
Mezclándose... y estiráaandose pa'dar la vuelta y encontrarse otra vez, y besarse...
Ya sea de tarde o de madrugada, entre nubes rojas o en un limpio azul
la luna llegará por pura curiosidad a mirar el beso celeste.